ERNEST HEMINGWAY- AUTORES CONSAGRADOS

Es/Mónica Sánchez

Hoy dedicaremos nuestro artículo a

Ernest Hemingway

 

Ernest Hemingway

 

Escritor y periodista estadounidense (1899-1961), desarrolló una prosa sobria, distinta a lo que fue su vida personal, llena de eventos, contratiempos, viajes y relaciones…

Hijo de médico y música, tuvo en su niñez y juventud una respetable vida de clase acomodada.

Su contacto asiduo con la naturaleza, haciendo acampadas frecuentes con su padre, en el bosque y en los Lagos del norte de Michigan (USA), le hicieron desarrollar una pasión por la vida al aire libre y por los viajes a sitios remotos.

Su otra pasión,  el deporte, lo practicó en diferentes disciplinas. Siendo estudiante del penúltimo curso de secundaria publicó  su primer artículo en el periódico escolar “The Trapeze” (enero 1916), bajo el seudónimo de Ring Lardner, Jr.

Posteriormente trabajó como reportero en el periódico Kansas City Star; del libro de estilo del “Star” tomó las directrices para desarrollar su prolífica escritura:

”Utilice frases cortas. Utilice primeros  párrafos  cortos. Use  un  lenguaje vigoroso. Sea positivo…”

 

Tomaba inspiración de sus propias vivencias. Su experiencia como conductor de ambulancias de la Cruz Roja (1918), en Kansas City (USA) y posteriormente en Italia, durante la Primera Guerra Mundial, por ejemplo, le sirvió para el desarrollo de algunos capítulos de sus novelas “Muerte en la tarde” – escrita durante su estancia veraniega en España (1929) – y “Adiós a las armas”.

Enmarcado en este episodio bélico, recibió heridas de metralla en ambas piernas y, según su biografía, llegó a ser condecorado con la medalla de Plata al Valor Militar. Durante su larga convalescencia en el hospital conoció a la que se convertiría con el tiempo en su primer desamor,  Agnes.

Con veinte años apenas, regresa de nuevo a su hogar. Esta experiencia vivida inspira su cuento semiautobiográfico “El Río de Dos Corazones”. Inicia así una nueva etapa, como articulista y corresponsal extranjero en el Toronto Star Weekly.

Fue también corresponsal extranjero en París  y conformó lo que se llegó a llamar “la generación perdida” de los años veinte.

 

Primeros pasos en la escritura…

Ernest Hemingway publica su primera novela “Fiesta”, en 1926. Luego de la cual siguió escribiendo fervientemente. Su novela “El Viejo y el Mar” (1952), tan conocida actualmente a nivel mundial por todo tipo de público, recibió el prestigioso Premio Pulitzer en 1953. Al año siguiente, Hemingway recibe el Premio Nobel de Literatura, por su destacada trayectoria creativa,  entre las que se cuentan novelas, cuentos y ensayos, muchos de los cuales son considerados obras clásicas.

Tiempo después, durante la Guerra Civil española, fue corresponsal de guerra para la North American Newspaper Alliance. De esa época es su famosa novela “¿Por quién doblan las campanas?”. Presenció además el desembarco de Normandía y la Liberación de París.

Haciendo nuevos cambios, en 1933,  Hemingway vive la inolvidable experiencia de recorrer un safari en África, durante más de dos meses, visitando Nairobi, Kenia, Mombasa, Tabganuca, el Serengeti y el lago Manyara, lo que lo inspiró para escribir “Las verdes colinas de África”, “Las Nieves del Kilimanjaro” y “La corta vida feliz de Francis Macomber”.

Espíritu inquieto, en la década de los años treinta viaja innumerables veces entre España y USA. En 1934 decide la compra de su barco “Pilar”, con el que navega por el Mar Caribe, y se residencia un largo tiempo en Bimini. Posteriormente se muda a Cayo Hueso (Florida, USA). Es entonces en la primavera de 1939 cuando navega  con rumbo a la isla de Cuba.

Da el salto a Europa entre 1944 y 1945, realizando frecuentes viajes a Londres. Con cada viaje vive nuevas experiencias,  conoce una nueva pareja y traslada nuevamente su residencia. Estos innumerables cambios son, en esencia, una fuente continua de inspiración para su pluma.

Hombre enamoradizo, llegó a casarse cuatro veces. Sufrió  depresión  y numerosos achaques de salud, debido a los múltiples accidentes que sufrió durante su agitada vida. Todo esto se agravó al ver morir, uno a uno, a sus amigos escritores, lo que lo terminó convirtiendo en un alcohólico.

Vivió un largo tiempo en La Habana – de donde parte, para no volver, en julio de 1960, dejando numerosos manuscritos en la bóveda de un banco-. Pero sin dejar de pasar los veranos en su casa de Idaho (USA).

En su discurso, escrito y enviado a Estocolmo,  con ocasión de recibir el Premio Nobel, definió la vida del escritor así:

“Escribir  en su mejor momento,  es una vida solitaria ( … ) crece en estatura pública como vierte su soledad… “

Finalmente, luego de recibir tratamiento para su depresión e inmerso en un profundo deterioro físico y mental, pone fin a su vida en su casa en Estados Unidos,  el 2 de Julio de 1961, dejando tras de sí un importante legado literario.

 

Algunas de las obras de Ernest Hemingway:

Aguas primaverales – 1926

Fiesta – 1926

Adiós a las armas  – 1929

Tener y no tener – 1937

Por quién doblan las campanas   – 1940

Al otro lado del río y entre los árboles –  1950

El viejo y el mar – 1952

Islas en el golfo  – 1970

El jardín del Edén – 1986

Al romper el alba – 1999

 


 

            

 

Síguenos en nuestro espacio en Facebook